Posponen la condena a un exarzobispo australiano culpable de encubrir casos de pederastia

Posponen la condena a un exarzobispo australiano culpable de encubrir casos de pederastia 

El arzobispo de Adelaida, Philip Wilson (c), a su llegada a la Corte Local de Newcastle, este martes 19 de junio. EFE

Sídney (Australia), 19 jun (EFE).- Un tribunal de justicia australiano anunció hoy su decisión de posponer hasta principios de julio la sentencia contra el exarzobispo de Adelaida Philip Wilson, hallado culpable de encubrir casos de pederastia.

La decisión del magistrado Robert Stone se produce horas después de que los abogados defensores de Wilson pidieran que el religioso, de 67 años, no entrara en prisión al alegar motivos de salud y seguridad, informa la Agencia Australiana de Prensa.

El juez no especificó la razón del aplazamiento ni se pronunció sobre la petición de la defensa para evitar el ingreso en prisión de Wilson, el miembro de la iglesia católica de mayor rango declarado culpable por un delito relacionado con la pederastia.

En mayo pasado, un tribunal de la ciudad de Newcastle declaró a Wilson culpable por un delito de encubrimiento de pederastia al tapar los abusos sexuales perpetrados por el fallecido sacerdote James Fletcher en la década de 1970.

Un día después de ser hallado culpable, Wilson se apartó de su cargo de arzobispo de la ciudad de Adelaida.

Los representantes legales del exarzobispo presentaron este martes una serie de informes médicos en los que se detalla que el culpado padece diabetes, Alzheimer y problemas de corazón.

Los abogados argumentan que una condena a prisión de Wilson, a quien además se le ha colocado un marcapasos, incidiría en su mala salud y además lo pondría a merced de los ataques de otros presos.

El exarzobispo afronta una condena máxima a prisión de hasta dos años.

El caso contra Wilson se centró en el encubrimiento que éste hizo de los abusos cometidos por Fletcher a dos monaguillos cuando el ahora exarzobispo era asistente del cura pederasta en la parroquia de East Maitland.

En 1976, ambas víctimas denunciaron a Wilson los abusos que sufrieron de Fletcher, quien fue sentenciado en diciembre de 2004 por nueve cargos de pederastia y murió en la cárcel 13 meses después.

Una comisión que investigó la respuesta institucional a la pederastia en Australia encontró que la Iglesia Católica, con fuerte arraigo en el país, recibió quejas de 4.500 personas por presuntos abusos de unos 1.880 hermanos y sacerdotes entre 1980 y 2015.

El Gobierno australiano tiene previsto pedir perdón en nombre del país el octubre próximo a las víctimas de pederastia mientras estaban bajo el cuidado de las instituciones.

Asimismo el cardenal George Pell, “número tres” del Vaticano, afronta un juicio cuyos detalles no pueden ser divulgados hasta que concluya el proceso por orden judicial, pese a que ya se habían dado a conocer en la presentación de los cargos y en la fase de instrucción.