Macron se enfrenta hoy a una gran jornada de paros y manifestaciones

Pasajeros esperan al tren en la estación del este en París (Francia). EFE/Archivo

París, 22 mar (EFE).- La jornada de huelga y manifestaciones convocada hoy en Francia por varios sindicatos de la Administración y de la compañía ferroviaria SNCF está causando perturbaciones en los transportes y en parte de los servicios públicos.

Es la segunda jornada de huelgas y movilizaciones a la que se enfrenta el presidente francés, Emmanuel Macron, que tiene su punto fuerte en las alrededor de 180 manifestaciones organizadas por todo el país para denunciar sus políticas “liberales y de austeridad”.

A partir de las previsiones de huelguistas entre los controladores aéreos, la Dirección General de la Aviación Civil (DGAC) ha pedido a las compañías que reduzcan hoy su programa de vuelos globalmente en un 30 % en los tres aeropuertos que hay en torno a París: Charles de Gaulle, Orly y Beauvais.

El paro de los controladores convocado por el sindicato USAC-CGT se inició a las 05.00 y termina a las 23.00 locales (desde las 04.00 a las 22.00 GMT) y afecta a otros aeropuertos franceses.

La Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNCF) ha tenido que limitar la circulación al 40 % de los trenes de alta velocidad (TGV), el 25 % de los de largo recorrido, el 50 % de los regionales, el 30 % de los cercanías en París y el 75 % de los internacionales.

De los convoyes que conectan con España, ayer ya se suprimió el tren Madrid-Marsella, y hoy lo será el Barcelona-Lyon, el Lyon-Barcelona y el Marsella-Madrid.

Según uno de los principales sindicatos, en los centros escolares el paro se notará en particular en la enseñanza primaria porque va a faltar una cuarta parte de los profesores.

Esta jornada de movilización, que según una encuesta del instituto demoscópico Odoxa está justificada para el 55 % de los franceses, llega después de la que el pasado día 15 miles de jubilados protestaran por la pérdida de poder adquisitivo de sus pensiones.

El Gobierno ya ha dicho que no tiene intención de renunciar a sus reformas.

El líder de la izquierda radical, Jean-Luc Mélenchon, se quejó, en una entrevista al canal “BFMTV” de que se haya tenido que llegar a este punto: “la gente va a sufrir, va a perder días de trabajo para defender el servicio público. ¿Y todo por qué? Porque Macron decide aplicar la hoja de ruta de la Comisión Europea”.

El secretario general de la Confederación General del Trabajo, Philippe Martínez, denunció en la emisora “France Info” que mientras “se nos dice que sólo hay un camino para poner en orden este país, lo que proponen los funcionarios, los trabajadores ferroviarios, son soluciones diferentes de las del Gobierno”.

“Los funcionarios defienden una idea del servicio público que es la originalidad de nuestro país”, añadió Martínez.