La oposición argentina mantiene con su ausencia en el Senado los fueros de Cristina Fernández

En la imagen un registro de la expresidenta de Argentina Cristina Fernández. EFE/Archivo

Buenos Aires, 20 nov (EFE).- La sesión en el Senado argentino impulsada por el oficialismo para retirar los fueros a la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015) y permitir su detención, por supuesto encubrimiento de terrorismo, tuvo que ser levantada ante la ausencia de la oposición en el recinto.

El peronismo kirchnerista, así como buena parte del peronismo crítico con la expresidenta y otras fuerzas políticas decidieron no acudir a la sesión especial, que se cayó por la falta de “quórum”, ya que la Cámara Alta argentina exige la presencia de una mayoría absoluta de legisladores para iniciar un debate.

El bloque del frente Cambiemos, al que pertenece el Gobierno, ya había intentado en anteriores ocasiones aprobar el desafuero de Fernández de Kirchner, que ordenó el pasado diciembre el juez federal Claudio Bonadio, que investiga el memorándum de entendimiento con Irán firmado en 2013.

El pacto con Irán contemplaba la colaboración de sus autoridades con la Justicia argentina para esclarecer el atentado a la mutua judía AMIA en Buenos Aires en 1994, que dejó 85 muertos y sigue impune, aunque el magistrado cree que su verdadero fin era proteger a los sospechosos iraníes.

Por ello, ordenó su detención, que debido a su condición de senadora debe ser aprobada por la Cámara, al considerar que puede entorpecer la causa en la que está acusada de traición a la patria y encubrimiento agravado.

Antes de levantar la sesión, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, de Cambiemos, declaró que “hay cero persecución política, es solamente una investigación judicial” y que desde el oficialismo “de ninguna manera piensan que pueda haber ningún tipo de impunidad corporativa”.

Por parte del espacio de la expresidenta, se ha señalado la investigación como un montaje político, y defienden el pacto con Irán en 2013 como una herramienta para poder avanzar en la investigación de la masacre de la AMIA aún con los sospechosos en el extranjero.