Iglesia de México reitera que asesinato del cardenal Posadas fue orquestado

El arzobispo emérito Juan Sandoval Íñiguez, sucesor de Posadas, ha defendido la teoría del ataque directo, en la cual le acompaña el abogado Fernando Guzmán, quien fue coadyuvante del Arzobispado de Guadalajara en el caso.
EFE/Archivo

Guadalajara (México), 24 may (EFE).- El asesinato del cardenal mexicano Juan Jesús Posadas Ocampo, del que se cumplen hoy 25 años, fue orquestado en las altas esferas del poder y no producto de una confusión, aseguró la Iglesia Católica de México.

Posadas murió asesinado a balazos el 24 de mayo de 1993 en el aeropuerto de Guadalajara por sicarios que lo confundieron con Joaquín “el Chapo” Guzmán, capo del cartel de las drogas de Sinaloa, según la versión oficial de la Fiscalía General de la República.

La curia sostiene que su muerte involucró a criminales y personajes de “alto nivel” que han evitado que el caso se aclare, dijo a Efe el portavoz de la Arquidiócesis de Guadalajara, Antonio Gutiérrez.

“Por todas las explicaciones oficiales que han surgido, uno dice que aquí las cosas no estaban bien, aquí hubo involucramiento de muchas personas y algunos de muy alto nivel”, sostiene el sacerdote.

Gutiérrez recalcó que más de dos décadas han pasado y el caso no avanza sino que, por el contrario, la autoridad “ha dado largas” para encontrar y castigar a los culpables.

“No hay ningún avance aunque se han hecho investigaciones y de parte nuestra ha habido colaboración para que se aclaren todos los elementos que estaban en juego, sin embargo penalmente no hay ninguna persona que haya sido sentenciada por esto”, expresó.

Añadió que estos elementos son muestra de que el crimen no fue un “asesinato por confusión”, sino que hay información en juego “que algún grupo o a alguien no le interesa que se aclaren”.

Este miércoles abogados mexicanos publicaron una carta en la que piden a los candidatos a la Presidencia de México solucionar y castigar el asesinato del cardenal, una posibilidad que mantiene esperanzados a los líderes de la iglesia católica a decir de Gutiérrez Montaño.

“Quisiéramos que algún candidato volviera a tomar el caso y se preocupara porque haya justicia. (Tenemos) nada más que la esperanza”, indicó.

El arzobispo emérito Juan Sandoval Íñiguez, sucesor de Posadas, ha defendido la teoría del ataque directo, en la cual le acompaña el abogado Fernando Guzmán, quien fue coadyuvante del Arzobispado de Guadalajara en el caso.

Este jueves la Conferencia del Episcopado Mexicano publicó una carta en la que dicen confiar en que la investigación “algún día se esclarezca”.

“Confiamos que la investigación de su caso, que sigue abierta, algún día se esclarezca, para que podamos seguir construyendo caminos para un México más justo y fraterno”, dice el documento.