El populista Andrej Babis, nombrado nuevo primer ministro de la República Checa

El multimillonario de origen eslovaco, Andrej Babis, ganador de las elecciones checas del pasado octubre. EFE/Archivo

Praga, 6 dic (EFE).- El millonario populista Andrej Babis, ganador de las elecciones generales en República Checa del pasado octubre, ha sido nombrado hoy primer ministro, a pesar de las sospechas de fraude con fondos comunitarios que pesan sobre él.

El presidente del país, Milos Zeman, designó como nuevo jefe de Gobierno a Babis en un acto celebrado en el Castillo de Praga, sede la Jefatura del Estado.

Babis y su populista Alianza de Ciudadanos Descontentos (ANO) ganaron las elecciones con el 29,64 % de los votos, que le otorgaron 78 de los 200 diputados de la Cámara baja, por lo que necesitará acuerdos, o al menos la tolerancia de otros partidos, para sacar adelante la acción del Gobierno.

El fundador de ANO es el segundo hombre más rico del país, según la revista Forbes, con un patrimonio cercano a los 4.000 millones de dólares.

Es propietario del grupo agroindustrial Agrofert y controla dos diarios de tirada nacional y otros medios de comunicación.

El empresario es sospechosos de haber destinado ilegalmente a una de sus empresas dos millones de euros procedentes de fondos comunitarios previstos para pequeñas y medianas empresas.

La investigación está suspendida debido a la protección de aforado que le confiere su condición de parlamentario, aunque la Policía ya ha solicitado que se le retire la inmunidad.

En la pasada legislatura, Babis fue cesado como viceprimer ministro y responsable de Finanzas y se le retiró la inmunidad para poder ser investigado.

Sus problemas con la Justicia han motivado que el resto de partidos parlamentarios sean reticentes a formar una coalición de gobierno de la que Babis sea primer ministro.

Pese al proceso judicial, a no contar con esa mayoría absoluta ni tener garantizado el respaldo del Parlamento, el líder de ANO presentó esta semana al presidente Zeman su propuesta de ministros en un Ejecutivo de minorías.

El nuevo gabinete, integrado por los cinco ministros que ANO tenía en el anterior Ejecutivo, nuevos candidatos del partido y expertos independientes, se espera sea aprobado por el presidente el próximo 13 de diciembre.

Este Ejecutivo deberá después someterse al voto de confianza de la Cámara, un trámite que los analistas esperan pueda superar gracias a que los diputados comunistas podrían ausentarse de la votación y a que el partido euroescéptico Libertad y Democracia Directa (SPD) podría optar por abstenerse.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion