Corte Constitucional de Ecuador desecha el último recurso de Chevron en un juicio ambiental

En la imagen un registro de Pablo Fajardo, abogado de la Unión de Afectados por Chevron, que congrega a los demandantes de la Amazonia. EFE/Archivo

Quito, 10 jul (EFE).- La Corte Constitucional de Ecuador desechó hoy un recurso extraordinario de protección, que presentó en 2014 la petrolera estadounidense Chevron para evitar una millonaria condena, con lo que puso fin a un juicio ambiental iniciado por colonos e indígenas de la Amazonia ecuatoriana.

La Corte Constitucional, que es de última instancia y el máximo órgano de control legal del país, descartó el recurso al considerar que no ha habido vulneración de los derechos de la petrolera en el juicio por el que estaba acusado de graves daños ambientales y sociales.

“Ya después de esto ya no hay más” y este juicio, que ha tardado 25 años, ha llegado a su fin en Ecuador, aseguró a Efe Pablo Fajardo, abogado de la Unión de Afectados por Chevron, que congrega a los demandantes de la Amazonia.

El fallo de la Corte “quiere decir que queda en firme la sentencia de la Corte Nacional de Justicia”, que en 2011 ratificó la condena a la petrolera y le obligó a pagar 9.500 millones de dólares que servirán para reparar los daños en la selva atribuidos a ella.

“No hay vuelta atrás” y ahora podemos litigar “en cualquier país del mundo que creamos conveniente” la cuantía impuesta a la petrolera, añadió Fajardo al precisar que actualmente los demandantes mantienen un proceso de cobro en Canadá, donde la petrolera tiene activos pero donde por ahora ha conseguido frenar a los demandantes.

También reconoció que han fracasado intentos en Brasil y Argentina.

En el futuro “diremos en qué otro país” se abrirán procesos para cobrar a Chevron, añadió el abogado que, sin embargo, admitió que la petrolera ha sido hábil para evadir la condena de Ecuador.

“Ninguna empresa del mundo podrá vivir eternamente como prófugo de la justicia. Chevron es prófugo de la justicia y está escapando” a la mano de la ley, remarcó Fajardo.

De su lado, el portavoz de Chevron para América Latina, James Craig, defendió la tesis de su compañía y remarcó que el fallo de la Corte Constitucional forma parte presuntamente de un complot para perjudicar a la petrolera.

“La sentencia anunciada el día de hoy por la Corte Constitucional de Ecuador es consistente con el patrón de denegación de justicia, fraude y corrupción contra Chevron en Ecuador”, señaló Craig en un comunicado difundido esta noche en Quito.

Recordó que hay resoluciones de tribunales de Estados Unidos, Argentina, Brasil, Canadá y Gibraltar que, para él, “confirman que la fraudulenta sentencia ecuatoriana debe ser inejecutable en cualquier corte que respete el estado de derecho”.

“Chevron continuará trabajando a través de cortes internacionales para exponer y responsabilizar a los individuos involucrados en el fraude judicial y extorsión contra la compañía en Ecuador”, concluyó Craig.

Para Fajardo, Chevron pretende con este tipo de recursos evadir su responsabilidad en el grave daño ambiental que los demandantes le atribuyen haber dejado en las zonas de extracción de crudo que operó en la Amazonia ecuatoriana entre 1964 y 1992.

El daño fue causado por Texaco, luego adquirida por Chevron, por lo que los demandantes trasladan a esta firma la responsabilidad y dado que no tiene operaciones en Ecuador la han demandado en tribunales de otros países.

Según los demandantes ecuatorianos, la gigante petrolera estadounidense no solo causó graves daños a la naturaleza, sino que provocó numerosas enfermedades, como el cáncer que ha acabado con la vida de muchos habitantes de la región.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion